Cómo el cáncer puede hacer mella en tu boca

En esta ocasión, vamos a hablaros acerca del cáncer que afecta a una de las partes más importantes de nuestra anatomía: la boca. El cáncer de boca o bucal puede afectar tanto a partes externas como internas. En este último caso, se le suele denominar también cáncer oral al desarrollarse en el interior de la cavidad bucal, pudiendo afectar a diferentes partes: encías, lengua, paladar, interior de las mejillas, etc.

Algunos de los signos o síntomas que pueden indicar la presencia de un cáncer de este tipo son:

⦁ Llagas en boca o labios.
⦁ Dientes flojos.
⦁ Crecimiento de un bulto o protuberancia en el interior de la boca.
⦁ Dolor o malestar bucal constante.
⦁ Sangrado inexplicable.
⦁ Mal aliento persistente.
⦁ Entumecimiento de lengua u otra parte de la boca.
⦁ Dolor de oído.
⦁ Dificultad o dolor al tragar.

No todos ellos son caudados por un cáncer de boca, pero cuando alguno de estos signos se prolongue en el tiempo más de lo debido, del orden de 2 semanas, es cuando debemos acudir a un especialista bucodental para su correcta evaluación, identificación y diagnóstico, descartando y tratando convenientemente otras patologías que comparten síntomas similares, como son por ejemplo las infecciones, problemas de encías, etc.

Como sucede con otros tipos de cáncer, hay gente más propensa a sufrirlos que otras, genéticamente hablando. Pero, además, determinadas acciones de nuestra vida cotidiana también pueden aumentar el riesgo de sufrir un cáncer de boca. Algunos de estos hábitos poco saludables son:

⦁ El consumo de tabaco, en cualquiera de sus variantes (cigarrillos, tabaco de liar, de mascar, pipas, puros, cannabis, etc.).
⦁ El consumo de bebidas alcohólicas en exceso.
⦁ Una prolongada y excesiva exposición al Sol sin la adecuada protección.
⦁ Enfermedades de transmisión sexual, como el VPH (Virus del Papiloma Humano).
⦁ Un sistema inmunitario débil a causa, por ejemplo, de la ingesta de determinados medicamentos, como los que se usan para tratar el VIH o SIDA.
⦁ Una higiene bucodental inadecuada y deficitaria.

Como sucede con cualquier tipo de cáncer, la prevención por un lado y la detección precoz por el otro, son claves para ponerles remedio a tiempo. En NGS Dental, nos preocupamos y nos ocupamos de que nuestros pacientes realicen revisiones periódicas y poder así detectar y paliar cualquier anomalía que se detecte, tratándola convenientemente. Así mismo, nos esmeramos en mostrar y en recomendar a todo el que acude a nuestro centro sanitario, hábitos para lograr una buena higiene bucodental, como la realización de un correcto cepillado o el empleo de dentífricos, colutorios, sedas dentales, adecuados y personalizados a la salud de cada paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *